Elche celebra su tradicional misterio