Dior defrauda en su primer desfile sin Galliano