Los Beatles, de cera