correr, Francisco Vaquero, muletas, superación