Los animalistas denuncian la «terrible tortura» en la becerrada de San Rafael