El alcalde de Nueva York: "No hay ninguna amenaza específica contra la ciudad"