La muerte de Tito Vilanova, el adiós en Twitter