El hijo de Sarkozy renuncia a dirigir el distrito financiero de París