Rajoy recalca que no es prioridad cambiar la Constitución y pide seriedad al PSOE