Primer examen para Obama con las elecciones locales