IU apela al voto de la mayoría de los españoles, los que pagan la crisis