El motor del avión de Harrison Ford falló antes del accidente