La Generalitat confirma que dos de los incendios han sido intencionados