EEUU anuncia la reducción del sueldo a los ejecutivos de las empresas intervenidas