Los tres terroristas tenían intención de inmolarse dentro del estadio