'Agujeros de mierda', la última barbaridad de Donald Trump para referirse a varios países