La decisión final: Marina no ha aguantado más y ha besado a Alai