Cita Santana y Paula: cuando le preparas con mucho cariño (y con mucho ajo) la merienda a tu rival