Ana se despista y Aarón está a punto de perder los nervios en la cocina