Los analistas federales buscan a un sujeto que asfixia y momifica a sus víctimas