En casa de Gema viven con devoción la fe cristiana