El ídolo de Adrián es Steve Jobs