Loyda y Dani acaban como el rosario de la aurora