Gema, en el salón de Ciencia Ficción