Mariano, al borde de un ataque de nervios durante un paseo en globo