El padre de la Rebe se pone firme: Si quiere ver a su novio, tiene que prometerse