Los directivos Nova Caixa Galicia se prejubilaron con el 30% del valor de la caja