Puigdemont: discurso virtual, voto virtual y… ¿president virtual?