Ana Mato trata de desmarcarse de los datos que le asocian a la Gürtel