Borrell: "No obedecer al ordenamiento legítimo y sustituirlo por otro es un golpe de Estado"