El abogado de Blesa cree que se está buscando “cortar cabezas y luego juzgar”