Samanta, con los hombres más fuertes