Uno de los terroristas detenidos en Melilla era militante del PP