Jesús Cacho, de Miguel Blesa: "Nunca le encontré el menor síntoma de decaimiento"