Cassandra, indignada con su condena: “Hay una doble vara de medir”