Análisis: ¿Por qué abdica ahora El Rey?