Plácido denuncia el alto precio pagado por los agricultores por el agua de riego