Alejandro y su familia viven en una casa sin suministro de agua desde enero