La empresa DivierTT ha pedido responsabilidades al Ayuntamiento de Madrid