La rabia de Amèlie al creer que un rebaño de ovejas ha roto sus bienes más preciados