Perico sufre el síndrome de Stendhal cada vez que ve a Nieves en el gimnasio