Vicente consigue que su cita estalle: “Si estás incomodo te puedes ir”