Sergio, a Jordi: “Es el tatuaje más gay que verás en tu vida”