Miriam, la doble de Rosa Benito, tiene la excusa perfecta para no besarse en la primera cita: “Se me estropea el maquillaje”