Dos drogadictos son testigos del brutal ataque de un monstruo a un guardabosques