El Barça sigue con el rodillo en el Top-16 y Odom ve como se hunde el Laboral Kutxa