Un equipo de 'En el punto de mira' entra por primera vez en un convento de clausura para ver cómo se hacen las hostias consagradas