Un mojitero se toma a guasa las multas: “Empapelo la habitación de la niña con ellas porque son rosas”