Un mojitero amenaza a Boro: “Te puedo quitar la cámara y llevármela”