Un exinspector de vivienda: “Aquí todo se tapa y queda en familia”